El diario oficialista La Razón (España), de repente, nos da la razón en todo y afirma que :
-Las cifras de muertos por el Covid no son reales porque los certificados de defunción no diferencian entre "muertos por Covid" y "muertos con Covid".
-Los test no sirven para conocer la incidencia de la enfermedad porque depende de quien los haga, y hay falsos positivos.

En definitiva: hay que preguntarse, a nivel estratégico, qué pretende el Poder con esta bajada de pantalones. A mi modo de ver la clave está en los últimos párrafos de las declaraciones de este médico, que se pregunta cómo determinar la incidencia real de la enfermedad, a la luz de la disyuntiva "muerto DE Covid, muerto POR Covid": como saben que con la vacunación las cifras de defunciones se han disparado, pretenden enmascararlas de algún modo. Y al final se comprueba esta intuición mía, cuando dicen que, antes de la vacunación, las personas que se infectaban sin síntomas era del 33% y ahora del 57%. O sea, que lo que quieren decir es que "la vacuna ha conseguido que el virus pierda fuerza", y para ello van a dejar de contar los muertos por el Covid como antes. En definitiva: todas las personas que están muriendo de infartos o insuficiencias respiratorias a consecuencia de la vacuna del Covid van a dejar de contabilizar como muertos por Covid, porque saben que es un escándalo lo que está sucediendo. 
Por cierto, ¿alguien cuántas personas han muerto en España en lo que va de año? 
(Un artículo para estudiar porque resume la estrategia de la Plandemia a partir de ahora, pero positivo, y sobre todo nos da la razón en el sentido de que las cifras han sido manipuladas. De acuerdo a la propia oficialidad, y dado que ahora reconocen que los test no sirven y las cifras han sido manipuladas, nunca hubo pandemia).
Esta noticia debería ser traducida al inglés porque supone un cambio de tendencia a nivel global. 

Resumen Rafapal, Telegram

Fuente de la noticia: https://www.larazon.es/sociedad/20211101/owehdlnzbnbrrnjxd2q5z5bboe.html